Saltar al contenido
Formentera Birding

Pueblos de Formentera

Formentera divide cada uno de sus preciosos terrenos mediante diferentes pueblos. Todos ellos tienen el encanto general que nos transmite la isla, conservando la esencia de esta. Sin embargo, cada uno de los pueblos de Formentera tiene sus peculiaridades que los hace únicos. De esta forma, no podemos decantarnos o poner de favorito a uno de ellos, ya que todos mercen ser visitados por igual.

Todos los pueblos de Formentera

En esta lista puedes encontrar una descripción más detallada de lo que caracteriza cada uno de los pueblos y lo que puedes hacer en ellos. Además, te resaltaremos también las festividades y eventos que realizan.

Que caracteriza a los pueblos más bonitos en Formentera

Aunque cada uno particularmente guarde su encanto, todos los pueblos en Formentera tienen características comunes. Estas son las que hacen ver esta isla como algo especial y con un ambiente distinto, incluso entre las Baleares.

Lo principal son las pequeñas casitas de color blanco, raramente más altas de dos pisos acompañadas de sus persianas características. Al ser todas mas o menos del mismo tamaño entran en armonía, y además al ser no muy grandes hacen que tengan incluso más encanto. No es raro que te pierdas embobado por las callejuelas entre las preciosas casas que acabamos de relatar.

Además, vayas donde vayas, encontrarás un ambiente tranquilo y sosegado en el cual no podrás respirar nada más que Paz. No por ello significa que no exista la fiesta, ya que la podrás encontrar sin ningún esfuerzo tanto de noche como de día.

Algo que quizás llame tu atención es que existen muchas tiendas con un estilo bohemio y hippie, algo también muy típico en cada uno de los pueblos. Si a eso le sumamos que periódicamente van haciendo mercadillos de este tipo de ropa, bisutería, joyas y un largo etcétera hace que se reafirme lo que estás leyendo.

En definitiva, no te vas a arrepentir de visitar ninguno de los pueblos bonitos de Formentera, y esperemos que tengas tiempo de hacer una pequeña visita a cada uno de ellos.