Saltar al contenido
Formentera Birding

Camino Romano

El Camino Romano de Formentera, también conocida como Cami de Sa Pujada, es un camino que se puede emprender desde Es Caló para llegar al Mirador de la Mola, un trayecto que se debe realizar para ir viendo toda la costa de Formentera y ver toda la isla desde lo más alto de ella.

Características del Camino Romano

Para llegar al origen del camino romano, debemos viajar atrás en el tiempo, para llegar a la época medieval. En esta época, sobre el año 1200, existía un monasterio a lo alto de La Mola, donde vivían los monjes agustinos. Sin embargo, no podían vivir solamente en la montaña de Formentera, por lo que necesitaban bajar a Es Caló (que por aquel entonces era el puerto de pescadores de Formetera) y al Pou des Verro, dónde llevaban a beber a todos los animales.

Aunque parezca que esto queda muy lejos de nosotros, no es así, ya que se utilizaba este camino para comunicarse con el resto de Formentera hasta el año 1920, cuando se construyó la actual carretera. Por eso mismo, el Camí de Sa Pujada no puede hacerse en vehículo con motor, por lo que es una opción muy acertada si se quiere hacer una excursión muy reconfortante.

Así mismo, no te creas que es un paseo por el campo, ya que su subida está bastante empinada, con un desnivel de unos 200 metros. De todas formas, no es nada que no se pueda hacer a pie, y sinceramente, creo que es una de las cosas que se debe hacer antes de irte de la isla. La longitud del Camino Romano son aproximadamente 2 km, así que para estas características se tarda aproximadamente 1 hora subiéndola. 

inicio del camino romano
El camino de piedras que se va a afrontar durante toda la excursión

Si se realiza esta ruta, sobre todo en verano, es de vital importancia llevar una buena cantimplora de agua para irnos hidratando durante el trayecto y hacer algunas paradas para parar a coger aire y descansar un poco. Recomendamos leer el siguiente apartado para convenir estas paradas de descanso con los sitios que puedes visitar durante la subida, para, de paso, disfrutar de las maravillosas vistas que nos ofrece el Camí Romà.

De todas formas, durante casi toda la subida vas a encontrarte unos paisajes hermosos, así que si tienes que parar no te va a dejar indiferente en ningún momento. Es más, estoy seguro de que te vas a parar por voluntad propia para hacer algunas fotografías, ya que cada metro que subimos del camino romano, es un regalo para nuestros ojos.

Que hacer en el Camino Romano

Cómo se ha dicho anteriormente, el camino romano se empieza desde el antiguo pueblo de pescadores de Es Caló, empezado por su calle llamada carrer de Sa Pujada, que es donde empieza todo. Nos daremos cuenta al empezar el trayecto, ya que el asfalto cambia rápidamente a la tierra, que se convierte en el inicio del camino romano. Son pocos metros los que se tienen que recorrer para hacer nuestra primera parada para ver las Casetes Varadors i el Pou des Verro, que ya se ha comentado que se utilizaba anteriormente para abastecer al ganado.

Acto seguido, podemos tomar 2 caminos, uno para empezar a realizar verdaderamente el camino romano (alejándonos por la costa), y otra que nos llevará cerca del mar, dónde podremos visitar 2 auténticas perlas como son el Racó de s’Anfonssol i el Racó de Sa Pujada, dos lugares dónde podremos admirar la belleza de los tonos azules del mar de Formentera. De todas formas, si se tiene energía se puede ir primero a estos 2 lugares maravillosos, y luego volver atrás hasta la bifurcación para empezar la subida del camino romano.

 

Durante la subida por el camino podremos hacer infinidad de paradas, ya que como se ha dicho antes las vistas son espectaculares en todo momento, pudiendo parar a descansar en un montón de lugares como la Cantera des Marès o la cueva de Sa Mà Peluda.

camino de sa pujada formentera
Vistas desde el camino romano de la costa de Formentera

Cabe destacar que este recorrido se puede hacer tanto a pie como en bicicleta, por lo que si eres un amante del senderismo, ya sea acompañado de tu bici o no, es uno de los caminos que no puedes perderte.

Cabe destacar que una vez se llegue al mirador de Ses Petjades del Diable, en castellano traducido como las huellas del diablo, vas a poder presenciar una de las vistas que difícilmente se van a borrar de tus retinas, con un paisaje precioso de toda la isla de Formentera, pudiendo distinguir su silueta perfectamente.

Las vistas de toda la silueta de Formentera en los miradores del Camino Romano

Una recomendación personal es realizar la excursión del camino romano un miércoles o domingo siempre que se hagan entre los meses de mayo y octubre, ya que después de toda la caminata podrás pasearte por un mercadillo dónde se respira un aire Hippie. Además, en estos mercadillos tan famosos de la Isla, van a venderte productos artesanales de primera calidad, hechos de arcilla, plata o diversos productos. Tened en cuenta que este mercadillo artesanal permanece abierto desde las 16:30 hasta las 22:30, por lo que no recomendamos subir durante el mediodía, sino más bien durante horas más tardes para que el sol no nos pique tanto y podamos disfrutar de la misma forma de este maravilloso mercadillo.

Cómo llegar al Camino Romano de Formentera

Si has llegado hasta aquí estoy seguro de que no te queda ninguna otra duda y quieres saber como llegar al camino romano de Formentera. Pues sin duda en esta web no nos dejaremos nada en el tintero y podrás llegar fácilmente a él.

Se ha mencionado ya durante el artículo que el camino romano se realiza desde el pequeño pueblo de pescadores de Es Caló, dónde empezará esta maravillosa aventura inolvidable. En este pequeño pueblo se puede llegar de la forma que se crea oportuno, ya sea con tu vehículo propio, en bici (si se tiene pensado hacer el recorrido con la bicicleta) o en el autobús turístico.

Una vez allí, nos dirigiremos a la calle más amplia de este pueblo, llamado el Carrer de Sa Pujada, y será a partir de ahí dónde nos dirigiremos a empezar este trayecto.

Como siempre os dejamos el mapa de la zona con el punto exacto de partida para que puedas llegar de forma cómoda al Camino de Sa Pujada y emprender la excursión senderista de tus sueños.